Si Chemours sigue adelante, la 4T no sirve para nada: Raúl Vera López

RAUL VERA OBISPO EMERITO SALTILLO EN LA LAGUNA CAMPAMENTO CONTRA CHEMOURS

El pasado fin de semana el obispo emérito de Saltillo, fray Raúl Vera López, visitó La Laguna con dos objetivos: el primero fue presentar el documental “No hay otra manera”, elaborado por su equipo de trabajo dentro de la Diócesis de Saltillo, aunque concluido fuera de ella con recursos propios por la Tribu 20-20; el segundo fue acompañar a los campesinos que mantienen un campamento contra la planta Chemours Laguna, en Gómez Palacio, Durango.

La obra está suspendida provisionalmente desde que se hizo público que en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) la compañía borró del mapa a 19 comunidades ejidales.

Son justo los habitantes de esos poblados quienes integran el frente que se opone a la compañía estadounidense. Perder la lucha significaría coexistir junto a una fábrica que producirá 65 mil toneladas de cianuro de sodio al año, compuesto tóxico utilizado en la minería a cielo abierto con consecuencias fatales para el medio ambiente.

El viernes 25 de junio Raúl Vera López se unió de nueva cuenta a esta lucha. Es el único líder religioso que se pronuncia con fuerza contra un megaproyecto industrial que fue rechazado en Guanajuato. Su opinión es que, tras el veto allá, los representantes de la corporación minera debieron estudiar una región que fuera más corrupta y encontraron el cobijo de José Rosas Aispuro, primer gobernador de Durango de extracción panista, y en la alcaldesa de Gómez Palacio, la priista Leticia Herrera.

Si bien los obispos de Gómez Palacio y Torreón no se han sumado a esta causa, fray Raúl Vera no camina solo, lo hace con un equipo de activistas y defensores de derechos humanos, además de los habitantes de la región. Todos ellos confían en que podrán ver juntos una conclusión satisfactoria en este caso que finca un precedente de rechazo absoluto a la que sería la primera planta de cianuro de sodio no sólo en La Laguna, sino en todo el territorio mexicano.

‘Esta empresa nos ha robado cuatro años de vida’

Apoyado por los maestros jubilados que representan a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), fue Bernardino Ochoa quien, como vocero del Frente Unido de Pueblos de La Laguna en Defensa de la Vida y el Territorio, le recordó al obispo que su primera visita fue el 28 de octubre de 2017, cuando simbólicamente clausuró lo que los campesinos denominaron una fábrica de muerte.

“Esta empresa que tanto daño le ha hecho al pueblo, y que todavía no trabaja, nos ha robado cuatro años de nuestras vidas, nos ha robado cuatro años de nuestra felicidad”.

Fray Vera López se presentó en el ejido El Siete a finales de 2017 y la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) ya se hacía cargo de la defensa jurídica, sin embargo, la lucha tomó otros matices en marzo del año siguiente, cuando los manifestantes fueron reprimidos por las autoridades locales en el ejido La Aurora luego de emprender un bloqueo en la carretera a Dinamita.

De acuerdo con testigos, en el enfrentamiento entre civiles y policías, los agentes detonaron sus armas y saquearon negocios.

Las fuerzas policíacas estatales y municipales detuvieron a 43 personas. Algunas fueron liberadas en los siguientes días, pero al menos 10 fueron enviadas al Centro de Readaptación Social en Durango capital.

Una semana después un juez federal resolvió suspender temporalmente la obra en atención a la medida que José de Jesús Rosales Silva, Juez Tercero de Distrito en La Laguna, le concedió no a REMA sino a la Asociación Pro Defensa del Ciudadano, A.C.

Esta notificación fue presentada ante Julio Enrique Reyes Sáenz, gerente administrativo de Chemours en La Laguna y el Ayuntamiento de Gómez Palacio se limitó a establecer, a través de comunicado de prensa, que sería respetuoso de la medida cautelar.

“Por este proyecto de muerte la gente abrió los ojos, porque hoy sabemos qué defender. Hemos hecho un llamado a la Comarca Lagunera, este problema de muerte nos compete a todos y no nada más a los pueblos que estamos aledaños”.

Segob les pide que dejen operar a la planta

Bernardino Ochoa informó que el pasado miércoles los visitó una representante de la secretaria de Gobernación, Olga Cordero.

“Estuvo aquí en nuestro campamento, pero fíjense con la idea que venía de continuar con la obra. Le hicimos saber claramente que jamás vamos a permitir la instalación de esta empresa, tope lo que tope y pase lo que pase. Me dijo: ‘Bernardino, estas palabras que acabas de decir dieron un vuelco para atrás de 99 grados’. Fíjense con la idea que venía ella”.

Por ello les fue programada una audiencia en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en la que participarán además la Secretaría de Gobernación (Segob) y el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A 11 meses de haber instalado los campamentos afuera de la fábrica es innegable que la vida en las comunidades ha sido trastocada sin que Chemours Laguna inicie operaciones.

Bernardino Ochoa reiteró que la defensa es por la vida de los habitantes, por la tierra y el agua. Asimismo, puso de manifiesto el trasfondo religioso que soporta la causa al asegurar que emprendieron la defensa de la madre tierra por amor a Cristo.

“¿Pero saben lo que hicieron los de la Iglesia? Nos dieron la espalda. Ellos han ignorado el mensaje que el señor obispo vino a dar. Anduvieron ministros arrimándole gente a la empresa, se metieron a las peregrinaciones de la Iglesia los de Chemours, se metieron a las universidades, se metieron a las poblaciones para concientizar a la población con una despensa de humillación. Gente traidora de su pueblo, gente arrastrada. Y todavía hay críticas que nos han hecho fuertes. La gente que nos ha volteado la espalda por supuesto es gente que le apuesta a que el país siga secuestrado, siga hundido en la maldad y en la miseria, en la corrupción, estos proyectos de muerte están aprobados por los gobiernos prianistas de José Rosas Aispuro y de Leticia Herrera que el día 9 de marzo de 2018 mandaron golpear a nuestra gente en La Aurora, Durango”.

Los manifestantes dieron a conocer que incluso Marina Vitela ha visitado el campamento después de 11 meses de su instalación, quien les dijo que, mientras esté en la Presidencia Municipal de Gómez Palacio, la empresa no funcionará. Pero, refiere Bernardino Ochoa, eso no garantiza nada, puesto que se declara autoridad incompetente, al igual que el Gobierno de Durango.

“La lucha continuará adelante, tenemos que bloquear carreteras y cerrar oficinas porque el Gobierno no ha escuchado nuestra queja y nuestra petición que le hemos hecho desde el 24 de junio del 2017; fue cuando esta lucha comenzó en contra de este proyecto de muerte”.

Insistió en que la lucha no es de los ejidos Abisinia y El Siete, sino de toda la región y del país, pues sería la primera planta en México con un contrato por medio siglo en La Laguna.

Recordó que a pesar de una promesa que realizó López Obrador, a tres años de su gobierno no se avanza en el desmantelamiento de la obra y él se ha limitado a hacer pronunciamientos “despistados” en las mañaneras.

Políticos sólo saben vender y venderse

En su saludo a los pobladores, obispo emérito de Saltillo, Fray Raúl Vera López, aseguró que son ellos y sus hijas e hijos quienes ponen el ejemplo del verdadero sentido de la vida humana, de la vida ciudadana y de la vida política, aunque sean los gobernantes los que deben velar por la protección de la justicia y de los derechos de los pueblos.

“Esa es la función pública que afecta desde la cabeza de nuestro gobierno, que es desde el presidente Andrés Manuel López Obrador hasta el último presidente municipal y todos los funcionarios que colaboran con los ejecutivos, eso es muy importante que lo entendamos, que el ejemplo que ustedes dan, la conciencia que ustedes tienen de sus derechos es importantísima”.

El líder religioso puntualizó que hay dos situaciones graves que afectan a la empresa. La primera es que no la hayan dejado operar en Guanajuato gracias a una defensa jurídica que ahora también mantiene de pie a los campesinos laguneros. La segunda fue haber borrado a las comunidades ejidales en su Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).

“Esto lo debe tener muy presente el señor presidente de la República porque está documentado. En la Manifestación de Impacto Ambiental que (Chemours) le presentó a la Semarnat, ante las autoridades que le tenían que aprobar, ahí borró del mapa a todas las comunidades ejidales que están aquí, y allí sólo hablaron de esta cordillera, el perímetro Lavín”.

En tono irónico, Vera López recordó que el gobernador Rosas Aispuro, como muestra de confianza, en una conferencia le puso cianuro de sodio a un vaso con agua y dijo que de tratarse de agua mineral lo habría dejado muerto en la mesa junto con las personas cercanas porque hubiera producido ácido cianhídrico, utilizado en las cámaras de gas.

“Sí, el señor gobernador que se puso a hacer el chistecito ‘Mira, que aquí puede estar en la mesa’. Es letal inmediatamente en quien lo respire. De ese tamaño es la ignorancia de estos salvajes. Además, no lo hacen gratis, todos los conocemos, porque si algo tienen nuestros políticos del tiempo del capitalismo neoliberal que nos está gobernando en el mundo entero, es que se han convertido en unos mercaderes, lo único que hacen es vender y venderse”.

‘Este pueblo sabe que lo borraron del mapa, pero aquí está’

Para Vera López el crimen y el pecado que cometieron empresarios y funcionarios fue ignorar que las familias campesinas pueden morir ante un siniestro.

Si bien el obispo emérito de Saltillo opina que el proyecto no debe seguir adelante, conminó a los pobladores a que el camino de la lucha sea racional, alejado de la violencia, de lo contrario se les puede desacreditar o podrían correr el peligro de morir en una trifulca que al fin de cuentas se les adjudicaría.

“Están queriendo echar abajo eso que causó que les detuvieran la construcción por haber borrado del mapa en la Manifestación de Impacto Ambiental a todas las comunidades ejidales que rodean aquí. Eso es una prueba fehaciente que tiene el Gobierno Federal para mandarlos mañana a que se larguen de aquí, entonces ustedes tienen a su favor algo muy importante. Han de estar que les rechinan porque al momento en que borraron esto ahí vienen ustedes y aquí están sentados. No los quisieron ver, pues ahora nos ven hasta en la sopa, babosos”.

Añadió que el problema ante la nación no lo tiene Chemours, lo tiene el Gobierno Federal.

“Si el Gobierno Federal no anula esto, hay que decir y con toda la boca a nuestro presidente que está contra la corrupción: ‘Mire, señor, la corrupción a la que están invitándolo a usted con todos sus funcionarios que tienen que ver con esto. Véalo y vamos a publicar que no le crean a su Cuarta Transformación, porque aquí hay una prueba fehaciente de corrupción”.

Con respecto a la visita que realizó una representante de la Secretaría de Gobernación, Vera López dijo que la mejor prueba que se le aportó fue la presencia de los dueños de la tierra en protesta, ya que fueron eliminados del MIA junto con sus comunidades con el propósito de colocar la fábrica en una zona que además se debe proteger, ya que es considerada Unidad de Gestión Ambiental (UGA).

Mencionó que en breve podría retomarse el juicio que quedó suspendido por la pandemia, pues el Tribunal de Justicia Administrativo modificó la agenda para que se pueda atender el caso de forma extraordinaria, favoreciendo a la empresa. Por ello bromeó afirmando que la suspensión definitiva se brindará si es que verdaderamente existe la 4T.

“Que quede claro que hay dos pruebas contra esa empresa. Uno: que no se pudo instalar en Guanajuato, ¿y aquí por qué sí se van a instalar? Dos: que alteraron la información del MIA y fue así como se les detuvo. Pero que lo sepa el señor presidente de la República, y lo sabemos todos los que estamos aquí, que este pueblo sabe que lo borraron del mapa, pero aquí está en este campamento. Aquí están (sus habitantes) y a ellos nos asociamos las personas que hemos estado acompañándoles. Hay una corrupción del tamaño del mundo de una empresa extranjera. Aquí existimos testigos. Y si creían que a esos campesinos quién los va a escuchar, pos ya se dieron cuenta de que los estamos escuchando desde otro lado. Qué bueno que no se quedaron ustedes nomás esperando que funcionara lo jurídico, que bueno que los ven. Miren: no somos mutantes, no somos unos duendes, no somos unos espíritus malignos que les queremos hacer la vida pesada a estos pobrecitos que están atrás de nosotros, qué sufrimiento perder tanto dinero, cuánto quieren servirle a los de la industria minera… Qué bueno que vine. Ah, se aparecieron los duendes, se aparecieron los que no existían, jajajaja, y el conde Drácula. Dios mío, entonces no tienen salida y si van adelante, la 4T no sirve para nada”.

Vera López hizo una asociación entre la lucha de los campesinos y la doctrina cristiana al mencionar que en los pequeños y en los pobres fue en los que se fijó Jesús para fundar su reino. De la primera parte de la Carta de los Corintios citó a San Pablo: “Vean, entre los que llamó Cristo no hay gente importante”. Por eso, dijo, los pequeños salvan de las guerras, de la muerte, del retroceso y de los malos gobiernos.

“Adelante, compañeros, por el bien de toda la nación. No solamente son ustedes, somos todos. Que se corrijan, que gobiernen y sean coherentes con lo que están diciendo y que no se enoje el señor presidente. Primero a estos corruptos los echas, pero también ponle juicio a los que le dieron entrada a ese documento e intentaron seguir adelante. No dejen la defensa social, no dejen la defensa jurídica. El que ustedes estén vivitos y diciendo es lo que desbarata los argumentos y pone de manifiesto la corrupción en la empresa y la corrupción de funcionarios”.

Lo más reciente
MIGUEL ANGEL GRANADOS CHAPA
Una memoria desde la Plaza Pública