Entre sal y ruinas: El pasado olvidado de la empresa salina de Viesca 

El Pueblo Mágico aún conserva los vestigios de lo que un día fue la Empresa Sulfato de Viesca 

Durante muchos años, los botes y bolsas de la marca “Sal Hada” estuvieron presentes en las cocinas y negocios de las familias mexicanas. 

Las grandes cantidades del famoso condimento blanco, provenían de la Empresa Sulfato de Viesca, S.A. de C.V., que en 1952 se instaló en el municipio de la región Laguna del estado de Coahuila.

En tiempos de bonanza, la empresa ubicada a 73 kilómetros de Torreón, llegó a tener hasta 400 empleados que trabajaron arduamente hasta su declive en la década de los ochenta.

Ahora, a treinta años de haber sido abandonada, los vestigios de la empresa salina persisten: trozos de ladrillos, montones de tierra, estructuras enclenques y una llanura blanca que corresponde a los residuos de sulfato y cloruro que muestran lo que un día fue una de las empresas más prominentes de la región.

Ahora, a treinta años de haber sido abandonada, los trozos de ladrillos, las estructuras enclenques, los montones de tierra y una llanura blanca que corresponde a los residuos de sulfato y cloruro, muestran lo que un día fue la empresa salina más prominente de la región.

Lo más reciente
Ruth Castro: el noreste a través del sotol