El rapero Biz Markie y la decisión que cambió la industria musical

biz markie

Para quienes amamos el rock y géneros colaterales, julio de 2021 será recordado como un mes triste.

En dos semanas fallecieron notables músicos de diferentes generaciones: JeffLaBar (guitarrista de Cinderella), Robby Steinhardt (violinista de Kansas), Dusty Hill (bajista y segunda voz en ZZ Top), Joey Jordison (exbaterista de Slipknot), Mike Howe (vocalista de Metal Church) y Gary Corbett (tecladista en vivo de Cinderella).

Poco se ha escrito acerca Biz Markie, el rapero del Harlem neoyorquino cuya mala suerte afectó los derechos de autor en la industria musical. Markie falleció el 16 de julio a los 57 años luego de complicaciones de salud derivadas de su diabetes. ¿Por qué mala suerte? Procedo a contarte los detalles.

Just a friend

La cultura del Hip hop tomó su forma definitiva a finales de los 70 con sus principales elementos ya en su lugar: el rapeo, el DJ y sus scratches en las tornamesas, el break dancing y el graffiti.

Otros ingredientes musicales son el ‘sampleo’ de ritmos o líneas de bajo tomados de diversos álbumes, y el beatboxing (imitar con la boca una caja de ritmos).

Por años el hip hop había estado confinado en barrios pobres de negros y latinos, hasta que en 1979 The Sugarhill Gang se coló al Top 40 de Billboard con Rapper’s Delight, cuya base rítmica estaba tomada del éxito Good Times del grupo Chic, lanzado meses atrás.

¡Primer aviso! Chic amenazó con demandar a The Sugarhill Gang y acordaron compartir créditos en las reediciones del tema.

Biz Markie tuvo éxito en 1989 con el sencillo Just a Friend. Al igual que muchos raperos, su música tomaba elementos de canciones de otros intérpretes.

Alone Again

En 1991 Markie lanzó el tema Alone Again, que incluye fragmentos del clásico Alone Again (Naturally), éxito lanzado en 1972 por el cantautor irlandés Gilbert O’Sullivan.

La disquera del europeo demandó a la del rapero por samplear su canción sin pedir permiso ni acreditarlo.

El caso se procesó en una corte neoyorquina y se conoce como «Grand Upright Music, Ltd. v. Warner Bros. Records Inc».

El juez Kevin Thomas Duffy consideró que los artistas deberían pagar por samplear a otros.

Markie perdió el juicio en una decisión histórica que generó nuevas leyes de copyright.

All Samples Cleared!

Tras la decisión de la Corte, cualquier artista que deseara usar un elemento musical grabado por un tercero, debería primero pagar por los derechos para hacerlo.

Debido a que las tarifas son muy elevadas —algunas compañías disqueras piden el cien por ciento de las regalías—, los raperos disminuyeron el uso de samples.

Algunos artistas de hip hop apostaron por recrear los fragmentos musicales de su interés en vez de tomarlos de la grabación oficial, lo cual implicaba negociar directamente con los compositores y no con una voraz disquera.

Artistas como el legendario proyecto Parliament-Funkadelic invitaron a los raperos a samplearlos sin costo. Algunos artistas de géneros como el funk, el soul y R & B permitían —o toleraban— el uso de su música.

Weekend Warrior

La publicidad negativa hacia Biz Markie afectó su carrera. Su álbum I Need a Haircut —que ya tenía bajas ventas— recibió el tiro de gracia con la demanda de O’Sullivan. Las reediciones de dicho disco no incluyen Alone Again.

El carismático Biz Markie continuó su carrera con sentido del humor y su siguiente álbum se tituló All Samples Cleared! (1993).

Desafortunadamente, las ventas fueron bajas, lo cual terminó su relación laboral con Warner Brothers Records.

Markie optó por probar fortuna como invitado en series, participó en comerciales de TV, películas, conciertos benéficos, giras con comediantes, un reality show, fue artista invitado en álbumes de Beastie Boys y otros músicos, locutor en SiriusXM a partir de 2020 y mucho más.

Goin’ Off

En 2020 un coma diabético y un accidente cerebrovascular lo debilitaron hasta llevarlo a la muerte.

Aclaro que otros artistas de hip hop también lidiaron con acusaciones de plagio a finales de los 80 y principios de los 90, pero lograron acuerdos fuera de la Corte.

La mala suerte —o mala decisión en el caso de Biz Markie— es que él y su disquera intentaron conseguir los derechos de Alone Again (Naturally) y, al no ubicar a quien los poseía, optaron por ‘jugársela’.

Para el juez Kevin Thomas Duffy, los acusados sabían que lo correcto era conseguir la autorización de quien detentara el copyright, pero fueron negligentes.

Poco ayudó que durante el juicio los abogados de Biz Markie expusieran que ‘samplear’ sin derechos era algo común en el hip hop.

Dato Inútil #RockShow

The Rolling Stones tienen varias historias relacionadas con acusaciones de plagio. El tema Anybody Seen My Baby (1997) —que abordaremos en otra ocasión— incluye al 2’49” a Biz Markie rapeando un fragmento de su tema A One Two (1986).

Anybody Seen My Baby es al día de hoy la única canción de sus satánicas majestades que ha usado un sample y el elegido fue Biz Markie.

Descanse en paz un pionero con mala suerte.

Foto de portada por Daniel Benavides vía Wikimedia Commons
Lo más reciente
Ilustración Qatar 2022 por Miguel Sifuentes
Mundial Catar 2022: Orden restablecido