‘Ammonite’: la soledad de los raros especímenes tras la vitrina

Ammonite es el título de la película que imagina una historia de amor entre Mary Anning (Kate Winslet), la primera paleontóloga reconocida como tal, y la geóloga Charlotte Murchison (Saoirse Ronan) por allá de 1840.

Ojo: aunque los personajes están basados en gente que sí existió, gran parte de esta trama es ficción, así que no esperes hechos comprobables ni el típico recuento de logros que suele nutrir muchas biopics.

La pasión por el trabajo es un lujo

La intención del director, Francis Lee, es mostrar a Mary Anning como un personaje determinado por las circunstancias opresivas del siglo XIX en Inglaterra, una sociedad sumamente patriarcal y clasista, así como las características físicas de su entorno.

Las primeras escenas nos ponen en contexto: mientras una pieza descubierta por Anning durante su juventud se exhibe en una lujosa y bien cuidada vitrina del Museo Británico, ella vive al día con su madre en el pueblo costero Lyme Regis.

Su única fuente de ingresos es una tienda donde vende a los turistas ricos los fósiles que ella misma busca y desentierra a mano limpia en la brava playa. Esa labor es su pasión, sí, pero también es su trabajo y justo desde ahí nos quiere hablar el director.

Mary Anning nos deja ver su visión acerca de la ciencia y también su resentimiento hacia la elitista comunidad académica cuando en su local se aparecen Roderick Murchison (James McArdle) y su esposa Charlotte.

El joven científico es un entusiasta del trabajo de Mary Anning y ofrece pagar por observarla durante algunos días. Aunque no puede evitar sentirse ofendida, ella accede sólo por el dinero. Más tarde aceptará otra suma por cuidar a la esposa de su aprendiz.

¿Cómo amar la otredad?

La compañía de Charlotte le resulta insoportable a Mary. La joven es aquello que ella no es y que le provoca rechazo: una mujer privilegiada cuyo estatus parece darle el derecho de opinar sobre cualquier tema sin conocerlo a fondo y comprar todo, hasta el tiempo de la gente.

La ha descartado desde la primera vez que la vio del mismo modo que hace con los insignificantes fósiles que encuentra en la playa. Y es que su trabajo le ha permitido desarrollar un ojo experto para evaluar con precisión si las piezas que tiene ante sí valen la pena o no.

Algunas parecen interesantes, pero no resultan ser más que heces fosilizadas, otras son realmente valiosas, pero la inversión de tiempo y esfuerzo que requieren representa un lujo que no puede permitirse. Para Mary, Charlotte es una pieza que no merece la mínima atención.

Un hecho inesperado le mostrará su error. Charlotte enferma repentinamente y su convalecencia opera como una especie de cincel que le revelará a Mary su verdadera forma y su vulnerabilidad. Así surgirá entre ellas una fascinación que dará pie al romance. ¿En qué términos?

Los límites del entendimiento mutuo

Ammonite recuerda a la estupenda Retrato de una mujer en llamas (Céline Sciamma, 2019); ambas retratan el amor lésbico en una época represiva para las mujeres y además tienen como escenario la playa, pero las diferencias son cruciales.

Mientras en Retrato… la pasión se desborda y llena de calidez toda la atmósfera, en Ammonite la llama enciende el corazón de Mary y Charlotte, pero no alcanza a iluminar más allá de la alcoba ni a entibiar más que un par de días el puerto, mucho menos para consumir las diferencias entre ellas, principalmente la de clase.

Es ese factor el que impedirá que logren el nivel de entendimiento que vimos entre Héloïse y Marianne; mediará como el cristal de una vitrina de museo que impide al observador entender del todo y apropiarse del espécimen que resguarda.

Sobriedad

Dicen por ahí que menos es más y Francis Lee parece haberse regido por esa lógica. El guion, la fotografía y el modo en que dirigió a Winslet y Ronan destacan por su sobriedad, misma que tiene el poder de transmitir con fuerza la exclusión, la adversidad y la opresión.

Te la recomiendo si te gustó Tierra de Dios, del mismo director, o Retrato de una mujer en llamas o bien si eres fan de Kate Winslet y Saoirse Ronan.

¿Ya la viste? ¿Qué calificación le das?
Nota de lectores0 Votos
0