Las deudas del sistema de salud en la zonas rurales de Coahuila: el caso del ejido Jalisco

SSA COAHUILA
FOTO: Extra de La Laguna
Por Ana Yoguel Kapon de la Cruz

La señora Antonia Hernández es residente del ejido Jalisco Coahuila, a pesar de ser una persona mayor de edad siempre se mantuvo trabajando, la mayoría de la población en el ejido se dedica a la agricultura y ella no fue la excepción.

Un día comenzó a sentirse mal, tenia un dolor en el pecho y dificultad para respirar, su familia la llevó al centro de salud de la localidad, que es atendido por un doctor y una enfermera únicamente los sábados y domingos.

En ese sitio no pudieron atenderla a profundidad, así que esperaron a que alguien pudiera trasladarla a la ciudad de Torreón, a unos 51. 1 km de distancia. En el hospital las ambulancias no son una opción, si normalmente en la ciudad no están disponibles, es impensable que lo estén para un ejido.

Finlmente uno de los habitantes del ejido que cuenta con automóvil pudo llevarla, sin embargo, perdió la vida en el camino.

La historia de Antonia es un recordatorio de las dificultades que enfrentan muchas personas que viven en zonas rurales o alejadas de los centros de atención médica. La falta de recursos y la distancia pueden hacer que sea difícil recibir atención médica oportuna y adecuada.

El calvario de la salud en el ejido Jalisco

El sector salud en el Ejido Jalisco enfrenta desafíos constantes para abastecer de salud a sus poco más de 600 habitantes. Los problemas se entrelazan en una serie de retos como la carencia de personal médico capacitado que limita la capacidad de proporcionar atención adecuada y oportuna, aunado a la falta de infraestructura. No cuenta con hospitales, clínicas y centros de salud idóneos.

En el lugar se encuentra la unidad de salud, uno de los 43 sitios que gestiona la Jurisdicción Sanitaria No. 6, de acuerdo con información de la Secretaría de Salud de Coahuila. Se trata de un lugar no mayor al tamaño de una casa en promedio, con cuatro cuartos, una cocina, un comedor en el pasillo en donde las personas esperan su turno, una recamara con cama para que los pacientes reposen ahí y estén en observación en el caso de ser necesario y el consultorio en donde también está un estante con medicamentos, una camilla y una báscula.

De acuerdo con información disponible en el portal de transparencia del Gobierno de Coahuila, en la entidad destina un porcentaje muy bajo a infraestructura, de 2017 a la fecha, únicamente el presupuesto de egresos de 2018 de la Secretaría de Salud estatal contempla una cifra de 4.4 millones de pesos al rubro de bienes muebles intangibles, equivalente al 0.1 por ciento del gasto programado.

La ubicación remota y las dificultades geográficas obstaculizan el transporte de pacientes y la prestación de servicios de emergencia.

Además, la escasez de recursos médicos esenciales, como medicamentos y herramientas de diagnóstico, afecta negativamente el tratamiento, especialmente en casos de enfermedades crónicas.

La Salud es un derecho al que toda persona tiene acceso, de acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos toda persona tiene derecho a la protección de la salud, si las personas hacen uso de los servicios de salud tienen el derecho de obtener prestaciones oportunas, profesionales, idóneas y responsables.

El titular de la Secretaría de Salud Federal, Jorge Alcocer, aseguró que en el IMSS hay dos mil 678 vacantes que los médicos desprecian por inseguridad y por estar en lugares remotos.

De acuerdo con Forbes, Alcocer mencionó que: «los médicos aducen inseguridad, en principio, pero también no buscan estar en lugares remotos del país. Se les olvida lo que es el principal sentimiento y derecho que tienen los pacientes de ser atendidos, estén donde estén, y esto es lo que nos señala el porqué se tiene que recurrir a otras modalidades».

A pesar de que durante la presente administración del gobernador de Coahuila Miguel Ángel Riquelme Solís el prespupesto asignado a la Secretaría de Salud ha mostrado incrementos al pasar de 113 millones 446 mil 961 pesos en 2017 a 1 mil millones, 181 millones, 450 mil 001 pesos en 2023 (de acuerdo con el portal de transparencia del estado), que se ven reflejados en el crecimiento del monto asignado a pago de personal, en las zonas rurales no suele haber variaciones, las comunidades por lo general cuentan con un solo médico, aunque no de planta.

El doctor Cuauhtémoc de la Cruz, por ejemplo, quien consulta en el centro de salud del ejido Jalisco, acude sólo los sábados y domingos en un horario de 8:00 am a 6:00 pm, él vive en Torreón y trasladarse hasta su trabajo le toma aproximadamente una hora.

Además de las deficientes instalaciones debe enfrentarse a la falta de material para poder ejercer su profesión de una manera más completa.

A pesar de las deficiencias en instrumentos y maquinaria necesaria, se trata de dar una consulta de calidad a los pacientes.

Sin medicamentos

Ana García de 53 años de edad, desde hace más de 10 años sufre de hipertensión. Tiene antecedentes familiares de hipertensión y también ha llevado una vida sedentaria sin acceso a una dieta saludable en los últimos años.

“Cuando me detectaron hipertensión, estaba en el primer nivel, traté de llevar una vida más saludable pero mis síntomas empeoraban”.

El médico redacta que se le midió la presión arterial y se encontró que tenía consistentemente lecturas elevadas. Al ver que su salud no mejoraba su doctor le recetó un medicamento que tenía que tomar por el resto de su vida para poder mantenerse estable y que ante su padecimiento no se vieran afectadas sus actividades diarias.

Al no contar con acceso regular a las medicinas que necesitaba Ana sufría de constantes síntomas y dolores. Su calidad de vida se veía severamente afectada por la falta de tratamiento adecuado.

En ocasiones cuando pasan semanas sin que su medicamento veía obligada a trasladarse a los ejidos más cercanos como lo es Nazareno, para abastecerse de su medicina.

Un servicio con cargo a la comunidad

La Secretaría de Salud se encarga del pago de los salarios del médico y la enfermera, así como de la infraestructura e instrumentación del lugar, mientras que los servicios de agua, luz y mantenimiento los paga la comunidad. 

El acceso limitado a servicios de salud en zonas rurales es un desafío significativo que requiere una acción inmediata por parte de las autoridades. La falta de infraestructura médica, la escasez de profesionales de la salud y el acceso limitado a medicamentos son barreras que impiden que las personas en las áreas rurales reciban la atención médica adecuada.

Es fundamental que se destinen recursos y se implementen políticas específicas para garantizar que todas las personas, independientemente de su ubicación geográfica, tengan igualdad de acceso a servicios de salud de calidad. 

Lo más reciente
Ruth Castro: el noreste a través del sotol