Megadeuda de Coahuila explicada
Megadeuda de Coahuila explicada

¿Qué es la “megadeuda” de Coahuila? Aquí te lo explicamos

Por Alberto García

La “megadeuda” de Coahuila es el tema favorito en las campañas electorales de los partidos de oposición al gobierno estatal. Rumbo a la renovación de la gubernatura el tema ha sido tocado por todos los candidatos.

Sin embargo, ¿en qué consiste?, ¿Cuánto realmente es lo que se debe a los bancos?, ¿cómo afecta a la ciudadanía? Te lo explicamos.

Según la página de la Secretaría de Finanzas de Coahuila, al corte de abril de 2023 el monto de la “megadeuda” de Coahuila asciende a 36 mil millones 243 mil 949 pesos, distribuidos entre tres instituciones bancarias. De tal modo que se le deben 15 mil millones 988 mil 31 pesos a Multiva, 12 mil 329 mil 877 pesos a Banobras y 7 mil 926 millones 41 pesos a Banorte.

Con relación al pago de intereses, el diario El Universal detalló el pasado 5 de mayo que entre 2018 y 2022 la entidad pagó más de 28 millones de pesos nada más por este concepto.

Coahuila ocupa el cuarto lugar como el estado con mayor endeudamiento per cápita en México, es decir, por el monto que más debe cada habitante. En esta entidad es de 11 mil 973.8 pesos, según el Centro de Estudios de Finanzas Públicas Francisco Antonio Serrano Camerena, doctor en Economía y profesor en la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), detalló que la conocida “megadeuda” es un crédito a largo plazo con instituciones bancarias y cuyos recursos fueron utilizados -según versiones oficiales- para obra pública en la entidad durante la administración de Humberto Moreira Valdés (2005-2011).

“Es una deuda que se contrajo originalmente a 20 años y que ya estaríamos a punto de pagar, pero desgraciadamente las administraciones van y vienen pero no se ha pagado”.

Indicó que en términos prácticos y simples este tipo de deuda a largo plazo ha mermado el desarrollo de la entidad en materia de obra pública.

“La ciudadanía puede que no vea esta situación, pero hay un decaimiento de infraestructura carretera y los programas de bacheo casi son inexistentes, la infraestructura de las escuelas está colapsando y en la ciudad no lo vemos porque no lo queremos ver por el deterioro”.

Advirtió que conforme avancen más los años el olvido en vialidades e infraestructura será más evidente y podría derivar en problemáticas sociales.

Hay que detallar que la página de la Secretaría de Finanzas permite conocer que la “megadeuda” de Coahuila fue blanco de dos renegociaciones: una en 2011 y otra en 2015 durante la administración estatal de Rubén Moreira Valdez.

En la administración del gobernador Miguel Riquelme Solís existen dos intentos por
reestructurarla y el más reciente fue aprobado por el Congreso de Coahuila en diciembre de 2022, aunque a la fecha no se ha definido el esquema para ello.

Por el tema de la «megadeuda» el único que ha sido enjuiciado es el extitular de lo que fue el Servicio de Administración Tributaria de Coahuila, Javier Villarreal.

En octubre de 2011 fue detenido por la Fiscalía General del Estado acusado de utilizar decretos falsos para la contratación de un parte de la deuda estatal a largo plazo con los bancos. Fue liberado tras pagar fianza, continuo proceso en libertad y se fugó después.

En febrero de 2012 lo detuvieron en Estados Unidos con 67 mil dólares en efectivo, pero recuperó su libertad con el pago de una fianza. Abrieron otra carpeta de investigación en su contra en ese país por supuestamente liderar una red de lavado de dinero del gobierno de Coahuila. Dos años después se entregó y en 2015 se declaró culpable por este delito, aunque tras aceptar cooperar con autoridades
estadounidenses obtuvo libertad condicional en Texas.

¿Qué han propuesto los candidatos?

Durante el primer debate entre candidatos a la gubernatura de Coahuila, el tema de la megadeuda fue uno de los más controversiales y por el que cada aspirante se pronunció y ofreció algunas medidas.

Manolo Jiménez Salinas, de la Alianza Ciudadana por la Seguridad conformada por el PRI-PAN-PRD, propuso la creación de un Consejo Ciudadano de Viabilidad Financiera que decida qué hacer con este problema, es decir, si se reestructura,
paga capital o abona a más intereses.

El aspirante de Morena, Armando Guadiana Tijerina, por su lado, destacó la necesidad de una “verdadera reestructuración” de la megadeuda. Lenin Pérez, de la coalición Rescatemos Coahuila que integran la UDC y el Partido Verde, resaltó que no habrá más negociaciones y sí una estrategia jurídica para dejar de pagar.

Por último, el candidato del Partido del Trabajo, Ricardo Mejía Berdeja ofreció un diálogo con banqueros para dejar de hacer negocio con el pago de intereses.

Con relación a estas propuestas, Francisco Antonio Serrano Camerena, doctor en
Economía y profesor en la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), consideró que renegociar la deuda ya no es viable y la única forma es comenzar a pagar el capital.

«No nos conviene renegociar la deuda porque contemplaría pagar más intereses y esa propuesta al igual que dejar de pagarla no es posible, pues nos haría un daño brutal. Son declaraciones irresponsables».

El especialista coincidió que el pago de intereses sí ha beneficiado a los banqueros solamente.

“Esto es un negocio perfecto para los bancos y el propio gobierno, pues debe el dinero, paga los intereses pero no contribuye nada al capital”.

Expuso que la disminución en participaciones federales representa un problema adicional y esto acorta el margen de maniobra para otro tipo de estrategia que proyecte el pago de capital.

“Desde el 2019 el problema que hemos tenido es que se han dejado de dar los recursos federales completos como parte de la fórmula de participaciones y esto representa 2 mil millones de pesos que si metiéramos a la deuda quizá ya no deberíamos casi 40 mil millones”.

Este contenido fue producido con el apoyo del Institute for War And Peace Reporting y la mentoría de Animal Político, en el marco del programa Mexican Journalism Resilency.